martes, 25 de septiembre de 2012

Ruben Limardo bañó de Oro a más de 30 millones de Venezolanos


Licdo. Luís Rafael Ríos.-
(Twitter: @luisrafaelrios).-

Si existe algo en lo que he insistido a través de este espacio, es en el privilegio del que podemos disfrutar hoy en día todos los venezolanos y en especial aquellos que nos gusta el deporte, al ver competir en cada una de las disciplinas a la mejor generación de atletas y deportistas en toda la historia Venezolana. Una vez más esta tesis ha quedado sellada el pasado 01 de Agosto cuando el esgrimista venezolano Ruben Limardo obtuvo la medalla de Oro al ganar la final de espada individual de los recién culminados Juegos Olímpicos de Londres, superando holgadamente en la final al noruego Bartosz Piasecki por 15-10 tras una brillante actuación que provocó el júbilo de las decenas de compatriotas presentes en el recinto y de los más de 30 millones de venezolanos que nos bañamos de Oro con el triunfo de Rubén, que es un triunfo de la constancia, el apoyo y el crecimiento del deporte en nuestro país.

Esta presea dorada es la segunda en la historia del deporte venezolano en unos juegos olímpicos, recordando que la primera fue conseguida por el boxeador Francisco "Morochito" Rodriguez en la cita de México 1968. Esta hazaña representa el mejor resultado hasta los momentos para Limardo en su carrera, en la que fue su segunda participación olímpica. Hay que resaltar que esta es la segunda medalla olímpica de oro en esgrima para América Latina, la anterior la conquistó el cubano Ramón Fonts en París 1900 significando además el primer título olímpico para la región.

Momentos como este quedarán grabados para siempre en la memoria de todos aquellos quienes tuvimos la oportunidad de observar a Limardo con su espada, escribiendo una nueva página en la historia del deporte venezolano. Una hazaña que pasará de generación en generación y que nos hará recordar por siempre a Ruben Limardo como uno de los héroes nacionales que integró la primera generación de Oro del deporte venezolano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada